MERCADO LUNA: “EL GOBIERNO FORTALECE LA RED PROVINCIAL DE ATENCIÓN AL CELÍACO”

Así lo manifestó el secretario General y Legal de la Gobernación, Gastón Mercado Luna, tras visitar las instalaciones de la Fundación Argentina de Alimentos (FAA), este jueves en horas de la mañana. En la ocasión lo acompañaron la directora General, Legal, Técnica y de Gestión Pública, Magdalena Azcurra y el titular de la Dirección General de Capacitación del Estado, Carlos Tejeda.


En el lugar, fueron recibidos por el equipo profesional encabezado por la coordinadora del Programa “Atención Alimentaria – Pan sin Tacc”, Verónica Bonanno con quienes realizó un recorrido por la sala de recepción, de reuniones, almacén de insumos, cocina donde se procesan los alimentos así como la habitación donde se emplazó el horno para cocer el pan libre de glúten.

Durante el recorrido, el secretario Mercado Luna dialogó con los profesionales y conforme a la sencillez y humildad que lo caracteriza manifestó su sensibilidad con la celiaquía. “Es una enfermedad silenciosa –dijo- hasta hace algún tiempo desconocida y que puede presentarse en todos los hogares, por eso la importancia de su detección y la articulación en conjunto de varias áreas del Estado”.

A su paso, el funcionario recogió datos actualizados de la enfermedad,  etapas de mayor vulnerabilidad, cantidad de beneficiarios a los que da alcance el programa, normas estrictas de higiene para evitar la contaminación cruzada, métodos de diagnóstico, los altos costos de los alimentos sin Tacc, entre otros.

En ese marco, elogió la iniciativa implementada desde la FAA en colaboración con las políticas públicas que promueve la Secretaría de la Gobernación a través del programa alimentario a fin de “llegar a este sector de personas que tienen condiciones especiales en su alimentación”. Párrafo aparte resaltó el compromiso del grupo humano que participa activamente de esta tarea.

Por último añadió: “me voy conforme y con el fuerte compromiso de fortalecer la red provincial de atención al celíaco, potenciarla y sostenerla con todas las herramientas que tiene el Estado”. En tal sentido subrayó la necesidad de la convergencia interinstitucional  para extender la cobertura. “Interactuar entre los médicos,  Ministerio de Desarrollo Social, Ministerio de Salud, entre otras áreas facilita beneficiar de la mejor manera a mucha gente”, concluyó.

Por su parte, Verónica Bonanno explicó que “la sede está abierta a recibir a las personas que ya estén diagnosticadas de celiaquía”. Según detalló los afiliados se inscriben una vez que cuentan con el certificado de salud donde conste su estado y se anoten en un padrón que está en proceso de construcción desde el 2016.

Indicó que una vez registrados, las personas en condición celíacos retiran el pan de manera semanal. La actualización de la documentación se hace anualmente al momento que se les solicita biopsia, estudios de laboratorio de detección de la patología.

Comentó que la elaboración se distribuye en proporción de dos (2) panes diarios por beneficiario –“salvo excepciones pueden ser más”, señaló Bonanno- mientras que el equipo de trabajo está conformado por 8 personas aproximadamente, enumeró.

Hizo hincapié en la importancia de la detección precoz, la divulgación de la ley nacional de celiaquía N°26.588 para la atención e investigación de la enfermedad, las normas de calidad e higiene sujetas al código alimentario argentino.

“La enfermedad es silente, puede confundirse con otro tipo de patologías y si no se hace la detección precoz, con el tiempo puede afectar seriamente al paciente, incluso, poner en juego su vida”, remarcó la coordinadora.

Como síntomas principales mencionó vómitos, cólicos, problemas en la piel, osteoporosis, retardo del crecimiento, conlleva a una desnutrición ya que “el cuerpo al no absorber los nutrientes necesarios por la atrofia se debilita y se encadena a una serie de consecuencias que agrava la salud de las personas”, informó.

En tanto, indicó que las estadísticas hablan que “1 de cada 100 personas es celíaco”. No obstante, no hay un padrón oficial general “porque hay personas que son celíacos pero no tienen diagnóstico o están contenidos en institutos de salud privados”.